viernes, 28 de octubre de 2016

Pollo asado con uvas y castañas

Conseguir que un pollo asado quede perfecto, no resulta muchas veces fácil. Esté, se tiene que quedar jugoso y hecho por dentro. Además, por fuera tiene que tener un rico tostado. Muchas influye en contra el tipo de  horno, la calidad y el tamaño del pollo, o su aderezo.

Antes de pasar a explicar la receta lo mejor es tener unos buenos consejos siempre a mano:

El tiempo de asado: Para asarlo de forma habitual tarda unos 2 minutos por cada medio kilo de pollo.

La forma, para que tenga un buen aspecto: Brídalo sin apretar demasiado para darle una forma redondeada y se cocine igual por todos los sitios. Si va relleno, con más razón, para que no se salga por fuera el relleno.

El  truco de la abuela: Introduce medio limón en el interior del pollo y sumale media cebolla pelada, es un truco para asegurar su jugosidad.



Piel crujiente: No sales la piel del pollo hasta que empiece a dorarse, la sal atrae la humedad y la piel se cocerá, no se asara.

Tiempo de reposo: Para que los jugos se mantengan en su interior, deja reposar el pollo 10 minutos tras su horneado, tapado con flim con un par de agujero por varios sitios  y sobre una rejilla.


Pollo asado con uvas y castañas
Pollo asado con uvas y castañas, ingredientes:
1 pollo entero y limpio
200 gr de uvas negras, 200 gr de castañas.
50 gr de cebolletas francesas, 200 ml de cava.
Sal, pimienta recién molida.
Margarina, aceite de oliva virgen.
1 pera, unas hojas de salvia.
 
Pollo asado con uvas y castañas, elaboración:
1.- Pelamos las castañas: Hacemos un corte en la piel de cada castaña. En un bol ponemos las castañas con la piel y lleno de agua hasta que se cubra las castañas. las cocinamos 10 o 15. Dejamos templar unos minutos y con un cuchillo pequeño y con buen punta pelamos las castañas. Si es necesario, vuelve a calentar unos minutos más las castañas. De esta forma te resultará más fácil quitarle la piel.
2.- Doramos el pollo: nos aseguramos que el pollo esté bien limpio por dentro y por fuera, quitándole si es necesario algunas plumas que le suelen quedar. En una cacerola o caldero chato ponemos unas cucharadas de aceite de oliva y de margarina. Pelamos una pera y la introducimos en el pollo, lo brídamos atandole las patas trasera. Doramos el pollo en el aceite con la margarina caliente unos minutos por todos los lados.

3.- Ponemos el pollo en una fuente de horno, le añadimos las uvas lavadas y en racimos, las castañas peladas y las hojas de salvia. Lo rociamos con el cava. Cubrimos las patas con un poco de papel de aluminio para que se quemen. Precaliente el horno a 180ºC, cocinamos el pollo 90 minutos, dándole la vuelta cada 25 minutos y rociandolo con el jugo y el cava de la bandeja. Después de los primeros 25 minutos, salpimentamos el pollo al gusto y le añades las cebolletas francesas. Un vez esté bien hecho lo retiramos del horno y lo dejamos reposar siguiendo los consejos dados anteriormente.
Consejo: puedes acompañar el pollo de una guarnición de papas (patatas al horno) o puré de papa casero. Es un plato lleno de aromas y ricos sabores, bañado con el cava que le da una rica combinación de sabores a la carne y la fruta. Recoge el jugo que ha desprendido el pollo y la fruta y pásalo a una salsera. Pasa el pollo a una fuente, sirvelo con la fruta y las cebolletas. Decora la bandeja con unas hojas verdes fresca; hierbabuena, menta, romero o salvia.
Es un plato fácil y muy económico que puedes cocinar en las grandes ocasiones; Navidades o el Día de Acción de Gracias.
Si estás buscando un primer plato para acompañar el pollo, también tienes: vieras gratinadas y un postre muy especial: tronco de chocolate
vieras gratinadas
tronco de chocolate
Si te gusta mi blog ¡ Sígueme ! Gracias.
Si deseáis saber más de mi, estoy en:
 Facebook.
Os invito a seguir mi pagina en facebook.  Así podréis ver las recetas que cocino cada semana...  Si te gusta compártela  y marca me gusta. También puedes dejar tu comentario. Muchas gracias por tu colaboración.
Print Friendly and PDF


2 comentarios:

Copyright © 2014 ¡Huele Bien!