Papaya rellena de ensalada

By Eva Style - 2:22

Me gusta rellenar la fruta con otras frutas o ensaladas de todo tipo. Son un plato sano y nutritivo a la par de bonito.

Si quieres dejar a tus invitados con la boca abierta, también puedes cocinar: aguacates rellenos, melocotones rellenos o  piña rellena.

Esta receta puede ser la estrella de tu menú de navidad, una comida con invitados en casa o un menú de verano.


Papaya rellena de ensalada
Papaya rellena de ensalada, ingredientes:
1 papaya madura.
100 gr de gambones o langostinos.
2 rábanos, 1/2 cebolla roja.
canónigos o rúcula.
1/2 pepino.
1 hoja de laurel, sal, pimienta molida.
Aceite de oliva virgen.
Pipas de calabaza, pipas de girasol.
Semillas de sésamo.
1/2 zumo de limón, 1/2 medio zumo de naranja.
Vinagre de frutas; frambuesas o mango.
Unos tomates cherry, cebolla crujiente.
Papaya rellena de ensalada, elaboración:
1.- Ponemos a cocer los gambones en agua, sal y una hoja de laurel hasta que estén totalmente rosados. Los pasamos por agua fría, le quitamos la cáscara, reservamos 2 cabezas de gambones.

2.- Partimos la papaya por la mitad, le quitamos las semillas. Rociamos la papaya con el zumo del limón y el zumo de la naranja.
Lavamos el pepino, lo cortamos en varios trozos y los trozos los cortamos en láminas finas. Cortamos la cebolla en forma de juliana.

 
3.- Lavamos los rábanos y los tomates, los cortamos en rodajas finas. Rellenamos los trozos de papaya con unos canónigos, sobre estos disponemos los gambones, la cebolla, las rodajas de rábano, los tomates,  esparcimos por encima las semillas. Salpimentamos al gusto. Rociamos con un poco de aceite de oliva y el vinagre. Reservamos en la nevera hasta el momento de servir. Antes de servir, esparcimos por encima un poco de cebolla crujiente.
Consejo: la papaya también la puedes rellenar con gambas o sobras de algún pollo asado.

Puedes añadirle si te apetece; aguacate, maíz dulce o frutos secos.



Si no tienes a mano vinagre de frutas, la puedes hacer con vinagre de módena o una salsa de papaya (ver receta)

Para que la cebolla no este picante, remoja la cebolla en vinagre y una cucharada de azúcar durante 10 minutos.
¡Buen provecho!



  • Comparte:

También te puede interesar

0 comentarios