sábado, 29 de junio de 2013

Cóctel de fruta con zumo de naranja, limón y vino blanco

Sinceramente lo mejor que hay para refrescarnos y quitar la sed, es el agua. Todo lo demás es vicio. Como este delicioso cóctel de zumo de cítricos con frutas y vino blanco.












Otra de las cosas que nos ayuda a combatir el calor, es tomar muchas fruta fresca. Por la mañanas a las 07:00 me preparó un zumo con varias piezas de frutas, en verano mezcló la sandía con la fresa o la sandía con tomates rojos maduros. Media hora más tarde desayuno soja con cereales.

INGREDIENTES

1 botella de vino blanco de calidad.
Uvas.
Fresas.
Guindas o picotas.
2 naranjas.
1 Limón.
1 paraguayo.
1 melocotón.
1 melocotón amarillo.
Canela en rama.
Clavos.
Hierbabuena.
Azúcar.

En una jarra de agua de un litro o más, ponemos 2 ramas de canela, 6 clavos, varias cortezas de naranja y limón. Y varias hojas de hierbabuena.

Agregamos azúcar.

Picamos 3 fresas, 4 uvas, 3 picotas o guindas, 1 paraguayo, 1 melocotón rojo y uno amarillo.

Introducimos toda la fruta picada en la jarra y la mezclamos con el resto de los ingredientes.

Luego añadimos varios cubos de hielo.

Preparamos un zumo con dos naranjas y luego hacemos lo mismo con un limón.

Mezclamos los jugos con la fruta y le añadimos el vino blanco, no es necesario  verter toda la botella, en una jarra de un litro solo se puede introducir 2 copas de vino blanco, el resto lo puedes ir agregando a medida que tengas espacio en la jarra. O bien guardar el cóctel y el vino en la nevera y cuando te apetezca tomar un cóctel, vuelves a poner más vino.  ( El cóctel puede estar un día guardado en la nevera).

Removemos bien todos los ingredientes, mezclado así los distintos sabores y frutas  con el vino blanco y los zumos. Lo ponemos a reposar una hora en la nevera.

DECORACIÓN

Aplastamos bien una fresa con el tenedor sobre un plato.

Colocamos un baso o copa sobre la fruta aplastada y giramos varias veces para que el borde se quede con el zumo y los trozos pequeños de la fruta.

Ponemos un poco de azúcar en otro plato y volvemos a repetir lo mismo, para que el borde del baso se quede cubierto de azúcar.

Decoramos con la hierbabuena y le colocamos un par de pajitas absorbentes.

De entrada tenemos el sabor del azúcar y la fresa. Luego al tomarlo nos deja un gusto en el paladar opuesto de  los zumos cítrico  con el sabor fuerte del clavo. También encontramos el delicioso aroma de la canela,  que se mezcla  con el olor a menta y regaliz de la hierbabuena. Teniendo al final un gustillo refrescante en cada sorbo que tomamos.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © 2014 ¡Huele Bien!